Una Discusion de EcoSocial 21. Estabilidad monetaria y economía social de mercado.

“EN SOCIEDAD”, debemos constituirnos en una caja de resonancia de las discusiones sociales, economicas y politicas que se estan dando en los centros de reflexion academica y someterlos al escrutinio publico, con la intencion de que mas ciudadanos se incorporen a conocer y participar activamente en espacios que permitan buscar salidas para encontrarnos con un futuro promisor sobre el que tenemos derechos, preocupaciones y el firme compromiso con nuestros hijos y nietos. Por ello compartimos esta publicacion del Twitter del Prof Jose Guerra con los ciudadanos “EN SOCIEDAD”.

Twitter: Prof. Jose Guerra.

La economía social de mercado (ESM) hace referencia a un modelo socio económico aplicado primeramente en Alemania y posteriormente a otros países europeos donde las organizaciones demócratas cristianas han gobernado. Fue la ESM la base sobre la cual se sustentó la recuperación alemana tras la catástrofe que le ocasionó la segunda guerra mundial. La ESM se basa en dos principios cardinales. En primer lugar el rol del mercado como el mejor sistema para asignar recursos escasos ante la alternativa de que esa asignación la realice un planificador central que tendría entonces que conocer los gustos y preferencias de consumidores y productores. La planificación central al decidir qué se produce, cómo se produce y cuánto se produce, lleva necesariamente al establecimiento de un orden político totalitario. El segundo principio hace referencia al elemento de la política social como niveladora de los desequilibrios que suele causar la acción del mercado. Es cierto que no hay sustituto al mercado como elemento coordinador de las acciones y decisiones económicas pero su complemento necesario es la acción del Estado, evitando los monopolios, la concentración de la riqueza y la exacerbación de la desigualdad. Puede decirse entonces que la ESM busca el bienestar colectivo en un entorno de democracia efectiva y libertad política. El logro del bienestar está asociado a los dos principios rectores de la ESM, debido a que el mismo depende críticamente de que la economía crezca y genere empleo pero también de que la acción social del Estado llegue eficientemente a los sectores que no reciben totalmente los frutos del crecimiento de la economía. En economías inflacionarias como la de Venezuela, se dificulta enormemente el crecimiento sostenido de la economía y la aplicación de políticas sociales conducentes a la reducción de la pobreza. Sin embargo, los principios de la ESM pueden ser la base de una nueva política económica. La inflación es un impuesto sumamente distorsionante que afecta la asignación de los recursos al crear falsas rentabilidades y canalizar los recursos en muchas ocasiones hacia actividades socialmente improductivas tales como la especulación financiera y la búsqueda de rentas. Esa distracción de recursos es un obstáculo para que la economía crezca sustentablemente. De hecho hay una estrecha asociación entre un pobre desempeño económico y elevadas y volátiles tasas de inflación. Igualmente, cuando la inflación es alta e inestable, la política social pierde todo sentido o se torna de difícil aplicación. Por esa razón es que la estabilidad monetaria y de precios es un elemento esencial para que la ESM, al mejorar la manera en que se distribuyen los recursos siempre escasos de la economía,  hace más potente la política social. De hecho, en las economía regidas por la ESM la estabilidad monetaria es parte esencial de las referencias de la política económica, en particular en Alemania, donde las duras lecciones que causó la inflación en los años treinta y sus consecuencias políticas hizo de la disciplina monetaria y financiera un eslabón cardinal de las políticas públicas. Estabilidad monetaria es sinónimo de dos factores: un banco central independiente que tenga como misión esencial la preservación del valor de la moneda y autoridades fiscales responsables que eviten la tentación de usar al banco central para imprimir dinero con el objeto de financiar el déficit del presupuesto. Donde quiera que se observe altas tasas de inflación allí se encontrará como sustrato la indisciplina fiscal y monetaria, como es claramente el caso de Venezuela. De allí, entonces que la ESM puede representar una base aceptable para la reconstrucción económica y social de Venezuela

Publicado con WordPress para BlackBerry.

Anuncios

Acerca de "EN SOCIEDAD"

Lic. en Ciencias Políticas y Administrativas. Especialista en Gerencia de Programas Sociales. Profesor de Post grado de UCV y de la UCAB
Esta entrada fue publicada en "EN SOCIEDAD". Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s