Trabajando con dignidad.

trabajocondignidad
 

En una discusión, para nada académica, se trató el tema del trabajo digno, aludiendo en primera instancia como argumentos, los constantes llamados que ha hecho la iglesia católica en favor de tal cualidad, si bien es cierto que ésta ha sido una preocupación constante de los últimos tres vicarios de cristo, no es menos cierto que en nuestro caso éste es un Derecho consagrado en nuestra Constitución Nacional, ésta debe ser nuestra primera referencia argumentativa para concientizar, precisar y alegar en la defensa de éste Derecho Humano fundamental.

El trabajo digno es un aspecto tan fundamental en las relaciones económicas y sociales de los ciudadanos, que el constituyente del 99, consideró importante desarrollarlo en aspectos que lo cualifican aún más como objeto de garantía constitucional, en el artículo 87 taxativamente se lee: “Toda persona tiene derecho al trabajo y el deber de trabajar. El Estado garantizará la adopción de las medidas necesarias a los fines de que toda persona pueda obtener ocupación productiva, que le proporcione una existencia digna y decorosa y le garantice el pleno ejercicio de éste derecho. (…), luego agrega “Todo patrono o patrona garantizará a sus trabajadores y trabajadoras condiciones de seguridad, higiene y ambiente de trabajo adecuados”. (…).

Se aprecia de ésta forma que la condición de dignidad no es sólo para el que trabaja, sino que en un sentido amplio, la condición  de dignidad llega hasta quien no tiene el uso y disfrute del derecho al trabajo, por cuanto que la exclusión de la que es objeto es una carencia en las medidas tomadas tendentes a la garantía del mismo. De modo que aquí se observa la doble correspondencia jurídica en la que el trabajo es un derecho para todos pero también es un deber al que todos estamos obligados a cumplir, por ello el compromiso del Estado es mayor al tenerlo que garantizar con medidas apropiadas para su fortalecimiento, así como también velar, obligar y exigir su cumplimiento.

Así las cosas, el gobierno y sus instituciones deben tomar acciones para mantener, mejorar y desarrollar los empleos existentes, en absoluto debe decidir para disminuirlos e influir negativamente en las cifras e indicadores de empleo y por el contrario debe tener actuaciones claras y apropiadas para estimular la creación de nuevos empleos y que además estos se creen  y se desarrollen en condiciones dignas, decorosas y progresivas, lo contrario no existe en la voluntad del constituyente del 99.

Para el caso de los que tienen trabajo, el artículo 156 de la Ley Orgánica del Trabajo, Trabajadores y Trabajadoras (LOTTT) establecen que “El trabajo se llevará a cabo en condiciones dignas y seguras, que permitan a los trabajadores y trabajadoras el desarrollo de sus potencialiades, capacidad creativa y pleno respeto a sus derechos humanos (…)”, además agrega y puntualiza que se debe garantizar: el desarrollo físico, intelectual y moral, la formación e intercambio de saberes en el proceso social de trabajo, el tiempo para el descanso y la recreación, el ambiente saludable de trabajo, la protección a la vida, la salud y la seguridad laboral, la preservación y las condiciones necesarias para evitar toda forma de hostigamiento o acoso sexual y laboral.

Es por ello que las estrategias de los trabajadores, a desarrollar para la defensa de éste importante derecho laboral deben estar dirigidas a:

Revisión exhaustiva del contenido, postulados y principios consagrados en la Constitución Nacional y en la L.O.T.T.T.

Desarrollo de acciones de concientización, discusión y reflexión de esos derechos y su incidencia negativa en caso de su violación.

Generar espacios de encuentro en el que se solidifique una posición colectiva frente a la defensa del derecho.

Establecer alianzas y coordinaciones con entes gubernamentales y no gubernamentales especializados en la defensa y garantía de tales derechos.

Sustentar debidamente todas y cada una delas presuntas violaciones del derecho, que permitan ir consolidando el expediente respectivo.

Acudir a las instancias correspondientes de denuncias, previas las consideraciones oportunas y necesarias del órgano regular.

 

Prof. Freddy Enrique Hermoso Herrada.

fenriqueh@hotmail.com

@fhermoso

Anuncios

Acerca de "EN SOCIEDAD"

Lic. en Ciencias Políticas y Administrativas. Especialista en Gerencia de Programas Sociales. Profesor de Post grado de UCV y de la UCAB
Esta entrada fue publicada en ES Opinion. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Trabajando con dignidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s