Al Maestro, con cariño.

diadelmaestro.jpg

Con éste título nada original, se suscribe un mensaje al Maestro en su día, con él se recuerda una extraordinaria película de 1967, protagonizada por Sidney Poitier con escenas bien importantes y pedagógicas para la comprensión de esta extraordinaria vocación. Es este el primer artículo que al concebirlo ya se le tenía el título, antes de escribirlo; la razón no se sabe, pero si la motivación de quien lo escribe, en los próximos días se celebra el día del Maestro en toda la República, es un día especial para agradecer por todos esos hombres y mujeres que en su augusta vocación desarrollan funciones importantes para la conducción de la sociedad venezolana, son quienes extraen de sus ánimos el mejor de los esfuerzos para arribar cada mañana o cada tarde y avanzar en la construcción del futuro claro de la patria que existe, de la patria que es.  A lo mejor no es la misma patria de la que nos hablan los políticos, los gobernantes, ni los dirigentes de la oposición, es la patria sencilla la patria que enfrenta y confronta todos los días los vaivenes y avatares de la rutina apabullante que hoy acompaña a los venezolanos.

Es la cotidianidad de lo complejo, de lo difícil, de lo comprometido, de una labor que nos acerca al futuro en la contradicción de realidades pasadas que sucumben ante las expectativas y deseos del docente decente, es un cónclave de dificultades que no permite una mirada en perspectiva, que asume el aula de clases en el reto evidente de procurar una sociedad mejor, una sociedad en la que la familia hoy, está fragmentada, dividida y esparcida en territorios lejanos; una familia que poco se reúne, que poco coincide para construir realidades y sueños conjuntos, porque el tema de la recurrencia del día a día de cada quien,  impide la concreción de muchos esfuerzos comunes.

Es el maestro que en su “Magisterio”, busca mirarse en la alternativa del ejemplo, del testimonio, para continuar dictando la cátedra, que no encuentra referentes en el espejo de la realidad pública nacional, que no se siente cómodo ante las acciones y declaraciones de quienes ocupan hoy puestos de “Magistratura” en la autoridad nacional, porque sus lecciones suelen ser precarias y porque también es mucho el profesional “Magister” que anda por estas calles y que no da evidencias de la educación que como ciudadano ha recibido y para lo cual se ha formado, esos son los referentes que ese Maestro consigue.

Es el maestro que en el ejercicio de su profesión encuentra situaciones en las que la legalidad impone una actuación distinta a lo que sus criterios morales y valores ciudadanos exige, es el profesional que considera que su sueldo, poco cubre las necesidades de su hogar, pero que no por ello cesa en los esfuerzos para que la dignidad y la honradez no desaparezcan de los espacios domésticos y entonces se esfuerzan por continuar en el claro ejemplo dignificante de ser testimonios vivos de una conducta intachable, de poco conseguir en los días que corren.

A ese Maestro es que hoy en su día se le escribe desde #ENSOCIEDAD con el ánimo de hacer un reconocimiento civil y civilista a su noble labor, es el reconocimiento de quienes en la consideración de ver crecer a sus hijos, aprecian la fortuna de que ellos reciban enseñanzas de buenos docentes, de gente de bien, que tienen la prioridad de formar a los seres del futuro, ese que todos queremos y deseamos, ese que podemos resumir como el mejor futuro, el que conviene para el bien del país, ese en el que queremos que nuestros hijos sean partícipes, ese que lamentablemente no es, el que les estamos dejando.

A ese docente es al que en su día, llamamos a erigir las banderas de la “decencia” para “dignificar” lo mejor de éste país, lo que nos pertenece y lo que nos resguarda como sociedad, a ese profesional, a su esfuerzo vaya una palabra de estímulo, de aliento, para la continuidad de su labor,  con tesón, con convicción de que éste presente, a Dios gracias no es eterno, que la convicción de la mejora es un constante estímulo para la premiación del esfuerzo y que ciertamente a ese Maestro con cariño se le quiere desear un futuro mejor. Que así sea.

Prof. Freddy Enrique Hermoso Herrada.

Correo Electrónico: fenriqueh@hotmail.com

Twitter: @1ENSOCIEDAD

Anuncios

Acerca de "EN SOCIEDAD"

Lic. en Ciencias Políticas y Administrativas. Especialista en Gerencia de Programas Sociales. Profesor de Post grado de UCV y de la UCAB
Esta entrada fue publicada en "EN SOCIEDAD". Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s