Una agresión a la vida “EN SOCIEDAD”.

En los tiempos que corren, nuestra sociedad está apreciando cada vez con mas recurrencia, hechos y acontecimientos que pareciesen estarse “normalizando”, haciendose parte de la cotidianidad que transcurre a la vista de los ciudadanos.

Uno de esos casos es el que hoy tiene que ver con la agresión de la que fue objeto el Profesor Robert Eduardo Jeréz Aguilar por parte de unos presuntos alumnos del Liceo Fermín Toro, el hecho no debe aceptarse como parte de una rutina violenta de una ciudad compleja, hay algo más que eso…

Tiene que ver con un hecho aborrecible desde todo punto de vista en el que la ciudadanía y la vida “EN SOCIEDAD” no debe tolerar y reaccionar con actitud firme y decidida a rechazar semejante acción, por cuanto que se trata de una agresión a la estructura social en la que se quebrantan dos de las relaciones fundamentales del cuerpo socializador ciudadano una es la docente-alumno, y la otra la referida a la enseñanza-aprendizaje.

En cuanto a la primera es importante destacar que queriéndolo o no nuestra sociedad está formada en función del ejercicio de roles por cuanto que con ellos se modelan las conductas de los más jovenes en función de lo que sienten, pueden ser sus realizaciones cuando ya sean adultos, si esto es así la figura del docente es una de las principales modeladoras de buenas conductas, costumbres, ejemplos y testimonios, el irrespeto a esas expresiones atenta contra lo que debe ser considerado como el orden social y político de un país, en cuanto que desestima el aprecio y el valor de expresiones positivas para la vida social.

En lo que concierne a la relación enseñanza aprendizaje muestra el tratamiento que se le da a una serie de  valores y  principios  que son  fundamentales para el fortalecimiento de la vida responsable, ciudadana y democrática.  Aquí hay un mensaje claro, el profesor que desarrolla una labor fructifera para su comunidad, es vilmente agredido e irrespetado para hacer prevalecer intereses ajenos a la realidad educativa y que pudiese tener que ver con actos vandálicos. Y lo peor es que el alumno que debería estar aprendiendo y  que además es el violento, no puede ser penalizado de ninguna forma porque hay que garantizar el derecho a la educación que tiene. Eso es bueno pero en que condiciones se preserva ese derecho?.

El que esta situación se quebrante, no es nada más un problema de los involucrados o de la institución educativa, se trata del mensaje colectivo para el conglomerado social venezolano, para las familias de nuestras populosas ciudades, por ello de plano el rechazo tiene que ser contundente.

Prof. Freddy Hermoso.

Anuncios

Acerca de "EN SOCIEDAD"

Lic. en Ciencias Políticas y Administrativas. Especialista en Gerencia de Programas Sociales. Profesor de Post grado de UCV y de la UCAB
Esta entrada fue publicada en "EN SOCIEDAD". Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una agresión a la vida “EN SOCIEDAD”.

  1. Woah! I’m really loving the template/theme of this website.
    It’s simple, yet effective. A lot of times it’s challenging to get that “perfect balance” between user friendliness and appearance.
    I must say that you’ve done a fantastic job with
    this. Also, the blog loads extremely quick for me on Firefox.
    Superb Blog!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s